6 tips para bajar de peso

De todos es sabida la norma que indica que para perder peso, es necesario quemar más calorías de las que consumimos. No hay más secreto que éste, por muchas vueltas que le demos.


Sin embargo, la forma en la que podemos conseguir esa diferencia puede ir desde realizar dietas que disminuyan el número de calorías ingeridas diariamente, hasta realizar la cantidad de ejercicio necesario para obtener ese “déficit” calórico, pasando por una correcta mezcla de ambos métodos.


Estamos todos de acuerdo? Pues no.


Existen toda una serie de pautas añadidas que podemos seguir con el fin de mejorar nuestro balance calórico y ayudarnos en la ardua tarea diaria de la pérdida o mantenimiento de peso.


-Ante todo, come: Nunca debemos saltarnos ninguna comida. El cuerpo humano es una máquina inteligente que se adapta a todo lo que se le presenta y en situaciones de bajo aporte de alimentos, en lugar de adelgazar, reacciona “guardando para después”. Recordémoslo la próxima vez que nos saltemos una comida por estar a dieta.


-Bebe agua: Siempre debemos recordar mantenernos hidratados. El agua elimina toxinas, mantiene nuestras células sanas, favorece la correcta digestión, ayuda a eliminar la retención de líquidos y además, favorece la eliminación de las grasas. Podemos añadir infusiones, como el té verde, para acelerar aún más nuestro metabolismo y la quema de grasas de forma fácil y sana.


-Gana músculo: No estamos hablando de convertirnos en culturistas profesionales pero está demostrado que a mayor masa muscular, mayor es el gasto calórico en reposo que nuestro cuerpo requerirá. Además, la mayoría de las dietas que se siguen actualmente restringen comidas, de manera que nuestros músculos pueden verse afectados. La cantidad de masa muscular que mantenemos a lo largo de nuestra vida se relaciona directamente con nuestra salud, movilidad corporal y bienestar general. No tengamos miedo de levantar esa pesa (sí, las mujeres también).


-Ingiere comidas proteicas: Pollo, atún, huevos…La proteína ayuda a construír y cuidar nuestros músculos, que como ya hemos indicado con anterioridad, son el secreto para la pérdida de peso y mantenimiento de la salud. Como añadido, las comidas proteicas son saciantes, de manera que te sentirás lleno con menor cantidad de alimentos. Toma 1 gr de proteína por kg de peso corporal como mínimo, y auméntalo a 1,2 o 1,4 gramos por kg si realizas ejercicio de forma regular o intensa respectivamente.


-Evita el azúcar: Ya hemos hablado de que el malo de esta historia es el azúcar. Se encuentra presente en todo tipo de alimentos como refrescos, bollería industrial, galletas, bebidas alcohólicas… Debemos evitarlo siempre que nos sea posible.


-Come hidratos de digestión lenta: Avena, quinoa, arroz integral y panes integrales poseen un indice glucémico bajo, esto quiere decir que aportan energía al organismo de forma lenta y continuada, ayudándonos a controlar la ansiedad por la comida y mejorar la pérdida de peso. Como añadido, contienen fibra y muchos más nutrientes que sus variedades refinadas.