Aumenta tu fuerza con el peso muerto

Todos aquellos que desean aumentar su fuerza , saben que para conseguir su objetivo deben aumentar la intensidad de sus entrenamientos.

Esto es, aumentar los pesos utilizados al mismo tiempo que disminuimos el numero de repeticiones realizadas hasta las 5 o 6 como máximo.

Sin embargo esto sigue dependiendo de la utilización de toda una serie de ejercicios que nos permitan entrenar todos los músculos del cuerpo.

Desde amdeged te presentamos el ejercicio más completo que te permitirá aumentar tu fuerza hasta niveles insospechados en un solo movimiento.

Con todos ustedes: el Peso muerto.

El Peso muerto o Dead Lift es un ejercicio muy completo, a la par que exigente. Involucra abdominales (incluyendo los oblicuos), lumbares, deltoides, dorsales, trapecios, cuádriceps, femorales y glúteos. También mejora significativamente la fuerza de nuestro agarre, permitiéndonos levantar cada vez más peso.

Como se puede comprobar es un ejercicio que trabaja casi todo el cuerpo en muy poco tiempo.

Sin embargo, la ejecución de este ejercicio ha de realizarse con mucha atención y cuidado, ya que es un ejercicio muy exigente que puede acarrear lesiones importantes.

Se han de utilizar pesos significativos que sean un reto pero nunca pesos que pudieran lesionarnos. Es mejor ser conservadores al principio para evitar lesiones mientras no dominemos la técnica del ejercicio.

Con una barra olímpica cargada con el peso necesario, nos agachamos doblando las rodillas, hasta agarrar la barra con una separación de manos de algo más que el ancho de nuestros hombros. Desde esta posición, levantamos el peso con los brazos estirados hacia el suelo, dejando que sea la cadera y las piernas las que hagan el trabajo. La mirada debe estar siempre al frente, la espalda siempre recta, acentuando la curvatura lumbar hacia dentro. Al final del movimiento los hombros deben estar hacia atrás y el cuerpo recto, nunca inclinado hacia adelante por el peso.

Existen dos variantes de este ejercicio que inciden aún más en el trabajo sobre la espalda y lumbares:

-Peso muerto rumano: En esta variante el ejercicio se ejecuta sin bajar el peso hasta el suelo, con lo que doblamos muy poco las rodillas, lo que provoca que los glúteos, femorales y lumbares hagan casi todo el trabajo.

-Peso muerto sumo: En este caso hemos de separar más las piernas para poder realizar el agarre de la barra por dentro de las mismas. La ejecución es exactamente igual al ejercicio original pero la posición forzada provoca que los músculos de la cadera se trabajen al máximo.

Con este ejercicio y sus variantes, realizados con responsabilidad, nuestro nivel de fuerza se verá gratamente aumentado en poco tiempo.