Combate la flacidez de las piernas

Cuando se comienza a realizar deporte, uno de los objetivos de muchas personas es perder algo de peso. En algunos casos, perder bastante peso. El deporte engancha y si la persona le da el tiempo necesario tras la primera etapa en la que debe de acostumbrarse y coger el ritmo, seguramente acabará adoptando un estilo de vida saludable.

Cuando se realiza deporte es fácil comenzar a comer bien, porque notas los efectos muy rápido. La bajada de peso suele ser mucho más pronunciada cuando se combina deporte y dieta. Pero además, dado el gasto de calorías, una vez que la persona llega a su peso ideal puede permitirse algún capricho de vez en cuando porque sabe que podrá quemarlo con algunas dosis extras de entrenamiento.

El problema de perder peso es que si es mucha la cantidad a perder, quizás no sea posible lograr que la piel recupere su tersura. Cuando se pierde mucho peso la piel puede quedar como una bolsa a la que se le ha vaciado el contenido, con arrugas y flácida. Esto sucede especialmente en zonas que pueden ser problemáticas para la persona.

En algunos casos, esta zona es la cara interna de los muslos, un área en la que la piel es especialmente delicada. Mientras que en el vientre o los glúteos los ejercicios pueden hacer efecto y ayudar a endurecer, quizás en las piernas esto no sea posible. El efecto estético es bastante desagradable y por eso las personas que tienen este problema, tras un tiempo prudencial practicando ejercicios sin éxito, pueden optar por recurrir a la cirugía.

Los lifting de piernas que ha realizado Clínica Germanías son un buen ejemplo de trabajo bien hecho. Los cortes que realizan quedan bastante bien disimulados al quedar siempre en la cara interna de las piernas y como son finos, con el paso del tiempo prácticamente se acaban borrando.

Con estos cortes, se retira toda la piel sobrante haciendo que se tense sobre los músculos y quede mucho más firme. Tras la operación hay que seguir las instrucciones que dará el cirujano para lograr un buen resultado.

Seguramente, no se pueda practicar deporte durante unas pocas semanas, por lo que se deberá de cuidar especialmente la alimentación para no recuperar peso durante este tiempo, pero en poco tiempo se podrá volver a disfrutar de largas caminatas que ya ayudarán mucho a volver a coger la forma antes de retomar nuevamente los entrenamientos.