Elevaciones frontales cable

Guía rápida:

  • De espaldas a una polea baja, de pie y un poco inclinado al frente, agarrando un cabo de cuerda en cada mano.
  • Rodillas y cadera con una ligera flexión.
  • Elevamos los brazos hasta la frente aproximadamente.

    Descripción del ejercicio:
    Nos colocamos de pie, vueltos de espalda a una polea (en cuyo agarre bajo hemos colocado una cuerda a tal fin) y con las piernas separadas lo necesario para tener una buena estabilidad, y con las rodillas y las caderas un poco flexionadas (adelantamos rodillas y atrasamos glúteo), ligeramente inclinados adelante, aunque erguidos. Con un cabo de la cuerda en cada mano, elevamos los brazos ligeramente semiflexionados hasta que los codos alcancen o rebasen ligeramente la línea de los hombros.En el ascenso y de forma gradual, hacemos una ligera rotación interna con los brazos de manera que las manos roten hacia el centro y los codos hacia arriba. Regresamos a la posición inicial.

    Principal músculo implicado:
    La cabeza anterior del deltoides.

    Evitar:
    – Elevar o adelantar los hombros.
    – Desplazar el tronco hacia atrás al elevar los brazos.
    – Subir los brazos en exceso.
    – Dar tirones.

    Observaciones:
    – Es importante tener y mantener una adecuada flexión de piernas con el fin de transmitir a ellas todo el peso del cuerpo, para disminuir y liberar de tensión a la zona lumbar.
    – Si el punto de polea no es bajo del todo habrá que subirse a algún levante con el fin de que la entrepierna no limite el recorrido del ejercicio.
    Este ejercicio pese a lo aparatoso es muy poco agresivo con la zona lumbar, si lo hacéis así.
    – También admite otros tipos de agarre; en forma de “T” corta, con las manos casi juntas. En forma de “V” cerrada con las palmas hacia arriba, modificando así los focos de localización.