Elevaciones laterales

Guía rápida:

  • De pie.
  • Con una mancuerna en cada mano y brazos caídos en vertical a sus hombros y en ligera flexión.
  • Elevamos lateralmente los brazos sin levantar más las manos que los codos.

    Descripción del ejercicio:

    De pie, con las rodillas en ligera semiflexión, con una mancuerna en cada mano y estas cerca del ombligo, los codos algo flexionados y ligeramente apoyados en los costados en la perpendicular de sus hombros. De aquí hacemos una elevación lateral, sin modificar la flexión de los codos, hasta que estos lleguen o rebasen la línea de los hombros. En el recorrido de subida y de forma gradual haremos una ligera rotación interna con los antebrazos de manera que las manos converjan hacia dentro e inviten a los codos a subir. Volvemos a la posición inicial sin modificar la flexión de los codos y con las mismas características pero invertidas.

    Principal músculo implicado:
    La cabeza lateral del deltoides.

    Evitar:
    – Elevar o adelantar los hombros.
    – Elevar más las manos que los codos.
    – Desplazar el tronco hacia atrás.
    – Dar tirones.

    Observaciones:
    – Es este un ejercicio de difícil realización técnica.
    – Hay que tener presente que la cabeza lateral es un músculo pequeño y poco potente. Si utilizamos pesos excesivos nos veremos obligados a elevar más las manos para recibir ayuda de la cabeza anterior. Pero eso no es lo correcto.
    – Otro aspecto es que el recorrido se ve topado de manera natural por el “acromium” lo que da la impresión que “subimos poco”, pero es lo natural.
    – En resumen, poco peso y bien localizado.