Femoral con goma

Guía rápida:

  • De pie, apoyados frontalmente en algo fijo.
  • Unimos el externo de la goma a un pie, pisando otro extremo con el otro.
  • Flexionamos la rodilla y regresamos a la posición inicial. Después, con la otra pierna, de igual modo.

    Descripción del ejercicio:
    De pie y apoyados en algo firme como una columna, unas espalderas, una barandilla, algo fijo que además de sujetar nuestro apoyo, nos permita tener una inclinación del tronco hacia delante. Pisando la goma a poco trozo del extremo con un pie y con el asa de ésta introducida o fijada al otro pie; inclinados, con la rodilla semiflexionada del pie de base y con la otra pierna estirada y desplazada hacia atrás con la punta del pie también estirada, flexionamos la rodilla acercando el talón al glúteo y descendemos a la posición inicial.
    Después lo propio con la otra pierna.

    Principal músculo implicado:
    Femoral (isquiotibiales-bíceps crural).

      Evitar:
      – Flexionar la cadera mientras hacemos el ejercicio, de manera que adelantemos la rodilla al flexionarla.
      – Arquear la columna por la zona lumbar.

      Observaciones:
      – Este ejercicio es de difícil “localización” a menos que se realice como hemos detallado. Al no haber puntos de anclaje e inmovilización, requiere una continua isotensión para fijar los puntos de palanca.

      – Es importante estar inclinados hacia delante y mantener el muslo en la línea del cuerpo.

      – Procurar dejar el trozo de goma adecuada al pisarla con el otro pie.

      – Es un recurso más para activar la parte trasera del muslo.