Femoral tumbado

Guía rápida:

  • Tumbados boca abajo en la máquina de femoral.
  • Flexionamos las rodillas aproximando los pies al glúteo y descendemos hasta estirarlas.

    Descripción del ejercicio:
    Colocados decúbito ventral (boca abajo) en la máquina a tal fín, con las rodillas justo a ras de donde empieza el tapizado, flexionamos rodillas manteniendo la pelvis bien apoyada en el tapizado hasta completar la flexión y regresamos a la posición inicial.

    Principal músculo implicado:
    Femoral (isquiotibiales-bíceps crural).

      Evitar:
      – Levantar la pelvis (trasero).
      – Hacer fuerza excesiva con los brazos.
      – Presionar con la parte baja del cuádriceps (bastos).
      – Flexionar los tobillos (acercar el pie a la pierna).
      – Utilizar excesivo peso.

      Observaciones:
      – Si se nos eleva el trasero al hacer el ejercicio, lo estamos haciendo mal. Estamos accionando el “recto anterior” del cuádriceps, que es flexor de la cadera y esto conlleva que el peso utilizado no lo mueve el femoral y debido a esto se pierde la forma que separa y “recorta” el femoral del glúteo; con lo que visto de perfil parece que ambas cosas son una sola y anatómicamente es feo (hacemos incapié en este punto, puesto que hay culturistas que lo trabajan así y tienen esta forma que difícilmente subsanarán).

      – Otro defecto es contraer los pies para que cueste menos mover el peso. De esta forma nos ayudamos con el gemelo, que incide en el inicio del recorrido.

      – El femoral es un grupo muscular débil que, a parte de trabajarlo con pesos moderados, conviene realizar estiramientos con frecuencia.