Jaca

Guía rápida:

  • Colocados en esta máquina y desde la posición alta.
  • Flexionamos las piernas y regresamos a la posición inicial.

    Descripción del ejercicio:
    Colocados en la jaca y con los pies a una anchura similar a la de nuestras caderas y en ligera uve, iniciamos el recorrido de bajada -encogiendo el abdomen hacia dentro- de manera que mantengamos la espalda y glúteos apoyados, no solo no elevemos los talones sino que el peso vaya directamente a ellos. Bajamos hasta llegar al ángulo recto de la rodilla o poco más y regresamos a la posición inicial.

    Principal músculo implicado:
    Cuádriceps.

      Evitar:
      – Realizar el ejercicio si hubiera problemas de “rodilla”.
      – Bajar con inercia aprovechando el rebote para iniciar la subida.
      – Si la máquina es de ángulos “cerrados”, bajar más del ángulo recto de las rodillas (90 grados). En este caso convendría sacar fuera de la plataforma las puntas de los pies.
      – Elevar los talones.
      – Hacer fuerza con los hombros para sujetar el peso.

      Observaciones:
      – La Jaca es un ejercicio para aislar el trabajo en la zona baja del cuádriceps (bastos), pero que consecuentemente genera bastante tensión en la articulación de la rodilla. Por eso salvo que la máquina sea biomecánicamente correcta, evitar bajar en exceso y si se hace, que sea de forma controlada y precisa.

      – La colocación de los pies también influye en el punto de localización; más abiertos, zona interior. Más cerrados zona externa.

      – Es un buen ejercicio para dar buena forma a nuestros muslos en su parte frontal y baja, pero siempre con la debida precaución.