Las mejores cámaras deportivas para grabar tus entrenamientos

Aunque habitualmente se asocian las grabaciones hechas con cámaras deportivas a gestas deportivas espectaculares, o a deportes de riesgo, la verdad es que están demostrando ser de los más útiles en muchos más ámbitos del mundo del deporte, sobre todo gracias a la comodidad que aportan al poder grabar en todo momento sin darte cuenta de que la cámara está ahí. Súmale además la versatilidad que nos ofrecen para poder situarlas en cualquier sitio, gracias a su pequeño tamaño; que podemos empezar a grabar a distancia, o programando el inicio de antemano, e incluso manejarlas sin tener que tocarlas; o su gran resistencia a golpes y caídas, que hacen que puedan recibir balonazos sin miedo a que se rompan, y empezarás a entender por qué las cámaras de acción empiezas a hacerse hueco en los entrenamientos de muchos deportes profesionales.

Por ejemplo, hay ya muchos equipos de fútbol y baloncesto profesionales, sobre todo, que gracias a las capturas y ángulos imposibles que se consiguen captar con este tipo de cámaras, las usan para grabar y mejorar sus entrenamientos desde el punto de vista de un jugador concreto, o incluso desde fuera del campo, y así luego poder visualizar mucho mejor las tácticas que se estaban practicando, o los errores cometidos. Pero no hace falta formar parte de un equipo para poder grabarte mientras te entrenas, ¡tú también puedes hacerlo! Da igual el deporte que practiques, sea para mejorar después viendo tu propio entrenamiento, o para compartirlo con otros aficionados a tu deporte, hoy en día grabarte mientras lo haces es lo más sencillo del mundo.

Sobre todo gracias a las cámaras deportivas que te presentamos a continuación, que te permitirán hacerlo sin preocuparte de nada más: una selección de las más resistentes, prácticas y sencillas de utilizar que, además, hemos intentando que sean lo más económicas posibles (¡por si los accidentes!), pero que nos ofrezcan lo mínimo necesario para poder capturar todo lo que queramos y poder trabajar con ese material después de una forma profesional. Así que si está pensando en grabar tus entrenamiento deportivos, ¡échale un ojo antes a esta lista!

Mejores cámaras deportivas para entrenamientos

  1. SJ4000

Poco más se puede decir a estas alturas de la cámara SJ4000, la “GoPro Killer”, que no se haya dicho ya. Fue la primera cámara deportiva en hacerle la competencia a GoPro por sus características y su bajo precio en comparación, características que aún la convierten en una decisión excelente para grabar tus entrenamientos. Resistente y compacta, sencilla de manejar, y que además ofrece una gran calidad de grabación de vídeo para su “bajo” precio. Añade una buena autonomía de batería, que te permitirá despreocuparte de ella durante todo el entrenamiento, y tendrás la cámara perfecta para no perderte nada de lo que haya ocurrido mientras te entrenabas.

  1. Garmin Virb Ultra 30

Ligera y compacta, capaz de registrar hasta 4 K/30fps y slow motion, con G-Metrix-GPS de 10 Hz y alta sensibilidad y acelerómetro integrados, quizás la Garmin no sea la cámara más barata de este top, pero desde luego nunca volverás a ver tus entrenamientos de la misma forma después de grabar alguno con esta pequeña maravilla de Garmin. Desde luego, si quieres ver tus entrenamientos, del deporte que sea, a la mejor calidad posible, esta es tu cámara. Pero cúidala, si tu deporte es de contacto: la Garmin Virb Ultra 30 desde luego no es la más resistente de este listado…

  1. Xiaomi Yi 4K

Xiaomi se está convirtiendo en una de las marcas chinas más fiables del mercado, sobre todo gracias a esta pequeña gran cámara. Pequeña por su tamaño (cuenta con unas dimensiones de 60,4 x 42 x 21,2mm y un peso de sólo 72 gramos), pero grande por sus prestaciones (sensor  Sony Exmor R CMOS, software muy intuitivo, multitud de accesorios…), que la hacen perfecta para poder grabar entrenamientos de cualquier deporte que practiques. Muy resistente a golpes, humedad y suciedad también, es una elección perfecta si tu deporte es de contacto, ¡y quieres llevarte la cámara contigo!

  1. FIREFLY 6S

Basada en el diseño de la GoPro Hero 4, la Firefly es otra muy fiable, de pequeño tamaño (59x41x12mm, y 70 gramos de peso), cuya gran ventaja es su precio, muy económico, y su total compatibilidad con accesorios GoPro, que te permiten colocarla casi en cualquier sitio imaginable, humano o inanimado. Si buscas una cámara deportiva con la que grabar un entrenamiento de todo un equipo, desde varios ángulos o sitios diferentes, y por lo tanto necesitas varias, esta es tu elección, no lo dudes.

  1. GoPro Hero 4 Black

No podíamos dejar fuera de este top a la cámara más famosa, de la marca más conocida de este mercado. Desde luego, si no tienes problemas con su precio, la GoPro Hero 4 (o cualquier evolución de esta cámara, todo un estándar en el mercado ya) te ofrece una calidad de grabación y una comodidad de uso perfectas para olvidarte de todo lo demás mientras entrenas, en solitario o acompañado. Además tiene la mayor colección de accesorios del mercado, lo que hará muy sencillo encontrar la forma más cómoda de usar la GoPro en tus entrenamientos.

  1. EKEN H8

Otra cámara pequeña y cómoda de utilizar (59,3 x 21,4 x 41,1 mm y 61 gramos de peso), disponible en varios colores para que puedas escoger la que se parezca a tu equipación, la Eken nos ofrece una segunda pantalla LCD de 2″ en su parte trasera, que nos permitirá visualizar en todo momento lo que estamos grabando, lo que la hace ideal para ser usada por entrenadores u observadores externos al entrenamiento. También permite programar la grabación o la toma de imágenes, y así poder olvidarse de ella en cualquier momento, mientras sigue haciendo su trabajo.

  1. DBPower EX5000

Si tu deporte es acuático, esta es la cámara perfecta para grabar todos tus entrenamientos, sin preocuparte de nada más. Totalmente compacta y sumergible hasta 30 metros de profundidad, ángulo de visión de 170 grados, modo captura y temporizador, con la DBPower estarás seguro de que todo lo que suceda debajo del agua queda grabado con toda nitidez, ¡seguro que mejor de lo que tú mismo lo verás bajo el agua! Una cámara que te soprenderá por la gran calidad de sus imágenes, ¡e igual te descubre muchas cosas que hasta ahora no veías!

  1. Sony HDR-AS50

Y ya si quieres asegurarte de que todo, pero absolutamente todo lo que suceda durante el entrenamiento queda perfectamente grabado para la posteridad, la Sony HDR-AS50 es tu mejor opción… ¡aunque el que la vaya a usar nunca haya cogido una antes! Gracias a su función “SteadyShot”, esta cámara de acción de Sony te permite filtrar el movimiento, disminuye el ruido de las imágenes y permite capturar toda la luz posible, aunque no haya ninguna fuente intensa cerca. Todo un pedazo de máquina, para que tus entrenamientos se conviertan en una grabación tan espectacular como interesante.

Con este Top de cámaras deportivas tienes muchas alternativas para elegir el modelo que mejor se adapte a lo que necesitas. Además hay que decir que es un gadget muy versátil porque además de usarlo para grabar tus entrenamientos, puedes llevártela de vacaciones sin que ocupe mucho en tu maleta o simplemente grabar por hobby excursiones o salidas que hagas los fines de semana.