Los mitos de los abdominales

Unos abdominales marcados o “six pack” es uno de los mayores deseos de los asiduos al gimnasio, junto con una espalda en “V” o unos pectorales voluminosos.

Son muchos los que diariamente realizan cientos de repeticiones de su ejercicio de abdominales preferido, intentando emular la antigua noticia de los 2000 abdominales diarios del ex-presidente Aznar, o los 3000 de Cristiano Ronaldo, consiguiendo únicamente una lesión, o unas increíbles agujetas.

A continuación os mostramos los mitos más extendidos sobre el entrenamiento de los abdominales.

Mito 1 # Hacer abdominales quema grasa: Efectivamente, cualquier ejercicio que realicemos produce una quema de calorías, en primer lugar procedente del glucógeno muscular, y una vez éste se agota, de la grasa acumulada. Sin embargo, son muchos los que para bajar la grasa acumulada en la zona del abdomen realizan continuamente ejercicios de esta zona, cuando la quema de grasa siempre se producirá en conjunto, esto es, repartida por todo el cuerpo. Si quieres marcar los abdominales, pierde peso. La “tableta” se consigue más con una buena dieta que nos haga perder los quilos de más que tapan nuestro “six pack”, que realizando cientos de “crunch abdominal”.

Mito 2# Entrenar abdominales superiores e inferiores: Es posible entrenar haciendo mayor énfasis en la parte superior del abdominal o en la parte inferior, pero nunca en el “abdominal superior o inferior”, ya que éstos sencillamente no existen. El músculo Recto Abdominal es un sólo músculo que siempre implicará su totalidad al realizar su función.

Mito 3# Mejor utilizar sit ups: Mucha gente entrena los abdominales tendiéndose en el suelo, recogiendo las piernas y levantando la parte superior del cuerpo hasta tocar con la barbilla las rodillas. Este ejercicio ha producido siempre mucho más perjuicio que beneficio, ya que cuando el cuerpo supera los 45º de inclinación con respecto al suelo (es decir, separamos los omóplatos del suelo), se activa el músculo Psoas-Ilíaco, que pasa a realizar la función principal en este movimiento. Hemos de añadir que en la mayoría de casos acabamos forzando éste músculo, y provocando, de forma indirecta, lesiones lumbares.

Mito 4# Se deben entrenar todos los días: Los músculos abdominales, al igual que el resto de los músculos de nuestro cuerpo, necesitan descansar entre entrenamientos para recuperarse y crecer. Trabajándolos todos los días solamente conseguiremos sobreentrenarlos y seguramente, lesionarlos.

Mito 5# Cuantos más hagas mejor: Una vez más, entrenar con cientos de repeticiones (incluso miles en algunos casos), no deja de ser más que un exceso de trabajo para el músculo. Acaso entrenamos series de 1000 dominadas o de 2000 sentadillas? Seamos sensatos.

Estos son los 5 mitos más comunes a los que debemos enfrentarnos cuando tratamos el tema de los abdominales. Como podemos observar, con paciencia, constancia, y un poco de sentido común, podremos entrenar correctamente y en poco tiempo tener un abdomen envidiable.