Peso muerto polea (no flex.)

Guía rápida:

  • Con el agarre de una polea baja y algo distantes de ésta.
  • Desplazamos la pelvis atrás, al tiempo que inclinamos el tronco.
  • Regresamos a la posición inicial.

    Descripción del ejercicio:
    Colocados frente a una polea con el agarre bajo y a una distancia suficiente de la polea, comenzamos “la bajada” desplazando la pelvis hacia atrás al tiempo que inclinamos el tronco hacia delante manteniendo la columna “erguida”; brazos y hombros relajados dejándose llevar por el peso.
    Una vez abajo y sin arquear la columna, iniciamos “la subida” comenzando por adelantar la pelvis y acompañando con la elevación del tronco de forma “arqueada” y, concentrando el trabajo en glúteos y femoral, regresamos a la posición inicial.

    Principal músculo implicado:
    Femoral – Glúteos – Erectores de la espalda.

    Evitar:
    – Arquear la espalda al bajar.
    – Erguir la espalda al subir.
    – Dar tirones.
    – Flexionar los brazos.

    Observaciones:
    – Los ejercicios de “peso muerto” tienen dos vertientes; la primera con rodillas flexionadas y en el que podemos utilizar pesos importantes y que van destinados al fortalecimiento de la “espalda”. La segunda que se realiza con las rodillas sin flexionar y que van destinadas a los femorales, glúteos y erectores de la columna; los lumbares no deberían prácticamente intervenir en esta forma en concreto.

    – Este ejercicio pertenece a la “segunda” y es una variante de peso muerto con barra “rodillas sin flexionar”.

    – La gran diferencia es que el “eje articular” en este ejercicio corresponde con la línea de las caderas y en el otro (flexionando las rodillas), en la cintura.