Polea alta (agarre supinado)

Guía rápida:

  • Colocados en una polea alta, con las palmas de la mano mirando hacia atrás.
  • Hacemos el recorrido hasta la zona clavicular del pecho, y volvemos a la posición inicial.

Descripción del ejercicio:
Nos colocamos en la polea alta, habiendo agarrado la barra a una anchura aproximada de nuestros hombros, y con las palmas de las manos mirando hacia atrás, afianzamos bien los muslos en los rodillos, hacemos el recorrido hasta la parte alta de pectoral y volvemos a la posición inicial.

Principal músculo implicado:
El músculo dorsal.

Evitar:
-Desplazar el tronco hacia atrás en exceso.
– Hacer fuerza con las manos hacia abajo.
– Arquear la columna hacia adelante contrayendo el abdomen en el recorrido de bajada.

Observaciones:
– El agarre de los ejercicios de dorsal en polea alta es muy versátil, se puede agarrar de varias formas como vamos a exponer después. Pero todos ellos tienen un denominador común, y es la necesidad de colocar la columna en una hiper-extensión, en el momento en que hacemos fuerza para desplazar la barra hacia abajo, hacia la zona clavicular. Es como si el pecho saliese en busca de la barra, hay que hacer una hiper-extensión de la columna importante.

– Otro detalle es la forma en que hacemos la fuerza hacia abajo; hemos de procurar que nuestros antebrazos mantengan las coordenadas que marca el cable, por lo tanto formará líneas paralelas con él, evitando tirar de las manos hacia abajo, sino de los codos.

– Otra característica importante es que, al hacer una hiper-extensión, de columna, notaremos estimulo también en la parte clavicular de la espalda, en la parta alta de la espalda, porque al erguir la columna vertebral, son las escápulas las que se desplazan hacia atrás. Este ejercicio no suele tener contra-indicaciones.