Press horizontal máquina

Guía rápida:

  • En la máquina a tal efecto comenzamos con los brazos estirados.
  • Realizamos el recorrido que la máquina nos guía, hasta desplazar los codos hacia atrás de manera que las manos quedan ligeramente por detrás de la línea del pecho.
  • Regresamos a la posición inicial.

    Descripción del ejercicio:
    Colocados con el respaldo vertical, bien respaldados glúteos espalda y cabeza (hay personas que pueden necesitar una especie de rodillo como apoyo cervical), cogemos el agarre que la máquina nos ofrece a una anchura ligeramente superior a la de nuestros hombros e iniciamos el recorrido “horizontal” hacia atrás, procurando que los codos permanezcan en el mismo plano que las manos para que el empuje sea “perpendicular”, desplazando los codos hasta que la articulación del hombro nos permita y regresamos a la posición inicial, dejando los hombros “atrás” y el pecho proyectado hacia “delante”.

    Principal músculo implicado:
    Músculos pectorales.

      Evitar:
      – Bajar deprisa.
      – Encorvar la columna hundiendo el pecho y adelantando los hombros.
      – Elevar los hombros acercándolos a las orejas.
      – Estirar los brazos encajando los codos con brusquedad.
      – Ejercer demasiada presión en nuca y cervicales.

      Observaciones:
      – Estas máquinas, normalmente, ofrecen una trayectoria no recta (algo curvada), no obstante son buena herramienta al no permitir que te salgas de la trayectoria.

      – También permiten elevar y bajar el asiento con lo que: asiento más bajo mayor localización en la parte alta del pecho, y asiento más alto mayor localización en la parte baja del pectoral.

      – Este ejercicio mal realizado puede lesionar el hombro. Para evitarlo realizar el ejercicio empujando el esternón hacia arriba de manera que “saquemos pecho” y los hombros vayan hacia abajo y lejos de las orejas.

      – Otro punto importante es la colocación de los codos en el movimiento: estarán en la vertical del peso para empujar en perpendicular (evitando en la mayoría de los casos que se acerquen a los costados).

      – Mejor eludirlo si hay patología del hombro.