Reforzamiento lumbar

Guía rápida:



  • Tendidos en el suelo decúbito supino (boca abajo).

  • Elevamos lenta y controladamente la zona alta de la espalda al tiempo que agachamos la cabeza.

  • Regresamos a la posición inicial.

Descripción del ejercicio:
De la posición de tendidos en el suelo boca abajo, bien estirados y simétricos con los brazos a lo largo del cuerpo y las manos apoyadas en tierra por el dorso, las piernas casi juntas elevamos la parte alta del tronco lenta y controladamente al tiempo que inclinamos la cabeza (como si nos quisiéramos ver el ombligo). En este momento, sin despegar los pies de tierra y permaneciendo con firme apoyo en el suelo de la zona abdominal, tensamos voluntariamente glúteos, lumbares y femoral y de manera lenta y controlada regresamos a la posición inicial apoyados también en la barbilla o en la frente.


Principal músculo implicado:
Lumbares – Glúteo.


Evitar:
– Realizarlo con rapidez.
– Elevar los pies.
– Dar tirones.


Observaciones:
– Ejercicio rudimentario pero eficaz.


– Este ejercicio está diseñado para ejecutarlo con clara lentitud, simetría y aguantando 2-3… 5″ arriba, intensificando a la vez la proximidad de la cabeza hacia el pecho.


– No tiene ningún tipo de contrainidicaciones, salvo si estamos en plena crisis de dolor lumbar.