Remo polea baja triángulo

Guía rápida:

  • Sentado/a en la máquina o polea a al fín.
  • Agarramos el maneral de triangulo.
  • Remamos hasta que el agarre alcance la zona de la cintura, y volvemos a la posición inicial.

Descripción del ejercicio:
Sentados, con los pies fijos en su apoyo correspondiente, las rodillas en ligera flexión que nos permitirán hiper-erguir la columna. Agarramos el maneral que hayamos elegido (triangulo, agarre neutro, barra en pronación o en supinación) y ejercitamos el remo desplazando hacia atrás los brazos y los hombros “sacando pecho” (hiper-inguiendo la columna), de manera que cuanto más desplazamos los brazos hacia atrás, mas se aproximan una paletilla a la otra. Regresamos a la posición de inicio estirando bien los brazos y encorvando ligeramente la columna, de manera que las escápulas (hombros) hagan recorrido hacia delante.

Principal músculo implicado:
Músculos dorsales.

Evitar:
-Encorvar tronco y cabeza en el momento de remar.
– Flexionar la cadera: desplazarse hacia atrás al remar o hacia delante al regresar a la posición inicial.
– Tirar de las manos sin apenas desplazar los brazos.
– Separar los codos de los costados.
– Mover la articulación de la muñeca.

Observaciones:
– La finalidad principal de todos los ejercicios de “remo” ha de ser el desplazamiento escapular, no el movimiento de “manos” o de “codos”, si los hombros no acompañan en ese desplazamiento.

– Otro fallo habitual esta en dejar ir el tronco hacia delante justo al comenzar el regreso (fase excéntrica). Que lo aconsejable es permanecer hiper-erguido e inmóvil hasta acabar de estirar brazos y, luego si, dejar que todo el bloque escapular se desplace hacia delante formando una ligera curvatura en la columna vertebral.

– No se aconsejan los agarres “anchos” (con las manos distantes una de la otra). Los agarres pronados (con las palmas hacia abajo) se harán con una anchura ligeramente superior a nuestros hombros. Los agarres “en R” supinación, aproximadamente a la anchura de los hombros, los neutros con triangulo o barra en asa.

– La diferencia de localización con cada una de las tres formas (neutro, prono y supino) es mínima e implica un eje horizontal más que vertical, siendo aconsejable variar los agarres.

– Otro aspecto fundamental es mantener los antebrazos en las coordenadas del cable, horizontal con el fin de no alterar la trayectoria hacia arriba ni hacia abajo.

– El asiento estará a la altura suficiente como para que la trayectoria se dirija hacia la cintura.