Tríceps en polea “cuerda”

Guía rápida:

  • De pie, frente a la polea de tríceps con el agarre largo de cuerda.
  • Hacemos la extensión total de los brazos y volvemos a flexionarlos.

    Descripción del ejercicio:
    Preparamos la “polea de brazo” en su posición alta, colocamos el agarre de cuerda y lo agarramos a puño cerrado. Nos colocamos de pie con ligera semiflexión de rodillas y tronco con ligera inclinación hacia delante. Acercamos o adherimos los brazos cerca del pectoral externo, quedando el agarre próximo a la altura de los hombros (con los brazos en su máxima flexión). De esta posición realizamos la extensión completa de los brazos procurando la perpendicularidad de; hombro-codo-agarre. De aquí regresamos a la posición inicial con trayectoria curva.

    Principal músculo implicado:
    El tríceps.

      Evitar:
      – Que en las trayectorias se muevan u oscilen los brazos.
      – Modificar la posición del tronco.
      – Encorvar la columna.
      – Elevar los hombros y “sacar” trapecio.
      – Limitar el recorrido.
      – Separar los codos de la línea del cuerpo.

      Observaciones:
      – Esta variante de agarre neutro (con cuerda), ofrece una variante diferente que permite un mayor desplazamiento hacia atrás incidiendo en la máxima extensión así como una clara localización en la porción externa del tríceps.

      – Este tipo de agarre provoca una excesiva inclinación del tronco que hemos de evitar.

      – Parece que existe cierto “vicio” de limitar el recorrido de subida a sabiendas (pensando que es mejor). El recorrido por norma ha de ser completo, salvo que en ocasiones y con alguna finalidad concreta -y de forma puntual- se aconseje la parcialidad de la trayectoria.

      – Bien realizado carece prácticamente de contraindicaciones.